martes, 25 de enero de 2011

El Che Guevara: de Rosario... ¿y de Central?


Por Marcos Di Salvo
Especial para Fútbol Rebelde


Para la historia oficial, Ernesto Guevara de la Serna nació en Rosario, Argentina, el 14 de junio de 1928, más precisamente en el edificio de la calle Entre Ríos 480. La historia cuenta que sus padres iban en una embarcación rumbo a los yerbatales propiedad de la familia en Caraguatay, cuando tuvieron que desembarcar en Rosario para que su madre diera a luz. Sin embargo, existen fuentes que indican que en realidad el guerrillero más famoso de la historia habría nacido un mes antes, en un intento de sus padres por ocultar a ese hijo pre-matrimonial. Existen entonces evidencias que podrían echar por tierra la teoría de que el "Che" era rosarino. No tenemos certeza de dónde hubiese nacido entonces. Pero de lo que sí tenemos certeza, es que era de hincha de Rosario Central.

Mural en la ciudad de Rosario. Foto: "El paisano e' Rosario".

Ernesto "Che" Guevara, el "guerrillero heroico" cuya foto inmortalizada por Alberto Korda flamea en las banderas de innumerables fanáticos alrededor del globo, símbolo obligado de rebeldía, había elegido a Rosario Central.

¿Por qué habría hecho tal cosa? El periodista Hugo Gambini en su libro "El Che" lo confirma: "... cuando vivía en Córdoba, como la mayoría de sus amigos eran adictos a los mismos clubes (Boca o River) él quiso elegir uno distinto. Cuando descubrió la existencia de Rosario Central, la ciudad donde el había nacido, se adhirió fervorosamente a la divisa. A partir de ese instante le encantaba que le preguntaran: ¿De qué cuadro sos?, porque le daba la oportunidad de responder con cierta altivez: 'De Rosario, de Rosario Central. Yo soy rosarino'. No tenía la menor idea sobre esa ciudad ni había visto jamás a su equipo, pero él era rosarino y defendía su identidad".

Vemos entonces en el joven Guevara, rasgos que se acentuarían en su adultez: la rebeldía de elegir un camino distinto, el orgullo de defender lo suyo por encima de las modas o las preferencias de los demás, aún cuando fuera rosarino sólo por fruto de la casualidad.

Muchos dudarán de mi palabra por ser, al igual que el "Che", rosarino y canalla, pero existen personas que han tenido trato con él y su familia que confirman este hecho.

Alberto Granados y Carlos "Calica" Ferrer eran amigos del "Che" en su juventud, antes de que deviniera en la figura histórica que es hoy en día. Ambos confirman lo mismo: que Guevara simpatizaba con Rosario Central. Granados cuenta incluso que era fanático del "Chueco" García, el ídolo canalla de aquel entonces.

El periodista y escritor Osvaldo Bayer cuenta que cuando vivía en Berlín, tuvo la oportunidad de entrevistar a Celia, la hermana del "Che", con la condición de que no le preguntara sobre su hermano, cansada ya de que todos le preguntaran por él. Al terminar el encuentro, casi abordando el tren, Bayer le pide una sola pregunta y Celia le dice sonriente: “Quedate tranquilo Osvaldo, que Ernesto era de Central…”

Sin ser un gran deportista, Guevara era aficionado al deporte. No era un gran fanático del fútbol, pero tampoco lo rechazaba: jugaba ocasionalmente de arquero. Nunca asistió a un partido de Central, ni jamás vivió en Rosario, esa es la verdad. Pero fiel a su identidad, escogió el club de la ciudad que lo había visto nacer, aún cuando vivía lejos de ella. Eso lo hace aún más noble, nos da cuenta de su espíritu, su forma de vivir y de ver el mundo.

Un mito, un guerrero, otro hincha de Central.